N&N
Bienvenid@ a "Nalla & Nallum"!!!!!!

Si no eres usuario por favor registrate y forma parte de nuestro equipo. Si ya lo eres, q bueno q has vuelto, ya sabes q hacer

Gracias por tu visita!!!!

Besos, Jade


Traducciones, correcciones y discusiones de los libros mas hot y cute!!!!
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Capitulo 1

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jade_Lorien
Admin
avatar

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 20/05/2010
Edad : 31
Localización : Mexico

MensajeTema: Capitulo 1   Jue Ago 04, 2011 11:42 am

CAPITULO UNO








“NO PARECE IMPORTARLES QUE ESTAN MURIENDO.”
Aeron, un guerrero inmortal poseído por el demonio de Wrath, estaba colgado en lo más alto del techo de los Apartamentos Bubajos en el centro de Budapest, mirando hacia abajo a los humanos continuando con su velada tan alegremente. Algunos estaban comprando, algunos hablando y riendo, y algunos botaneando mientras caminaban. Pero ninguno de ellos estaba cayendo de rodillas y rogando a los dioses por más tiempo en esos friables cuerpos. Ninguno estaba lloriqueando por qué no lo obtendría.
Cambio su enfoque de la gente a su alrededor. La apagada luz de la luna se derramaba desde el cielo, mezclándose con el brillo ambarino de las lamparas de la calle y arrojando sobras en las calles pavimentadas. Edificios alargándose a cada lado, algunos de los puntos más altos en toldos verde brillante, el contraste perfecto con los arboles esmeralda elevándose de sus bases.
Bonito, tan lejos como las tumbas iban.
Los humanos sabían que están pereciendo. Demonios, crecían sabiendo que tendían que abandonarlo todo y a todos que amaban, y aun así, mientras los observaba, no pedían o incluso solicitaban más tiempo. Y eso… lo fascinaba. Estaba Aeron para aprender que pronto seria separado de sus amigos, los otros guerrero poseídos por demonios que había pasado los últimos miles de años protegiendo, habría hacho lo que fuera – si, aun rogar – para cambiar su destino.
¿Así que por qué no lo hacían los mortales? ¿Qué sabían ellos que él no?
“No están muriendo,” dijo su amigo Paris desde atrás de él. “Están viviendo mientras tienen la oportunidad.”
Aeron soltó un bufido. Esa no era la respuesta que buscaba. De ¿cómo ellos podían vivir mientras tenía la oportunidad cuando su “oportunidad” era un mero parpadeo? “Son frágiles. Fácilmente destruidos. Como bien sabes.” cruel de su parte decirlo porque la… ¿novia? ¿Amante? ¿Hembra elegida? de Paris. Lo que se que fuera, había sido asesinada en frente de Paris. Aun así, Aeron no podía retractarse de sus palabras.
Paris era el guardián de Promiscuity, forzado a acostarse con un humano diferente cada día o se debilitaría y moriría. No podía permitirse el luto de la pérdida de un amante específico. Especialmente un amante enemigo, lo cual era lo que pequeña Sienna había sido.
Aeron odiaba admitirlo, pero en algún nivel, estaba feliz de que la mujer estuviera muerta. Ella habría usado las necesidades de Paris en contra de él y por ultimo lo habría arruinado.
Yo, como sea, procurare su seguridad siempre. Era un voto. El rey de los dioses le había dado a elegir a Paris: el regreso del alma de su mujer o la libertad de Aeron de la horrorosa manía sangrienta que contantemente pensamientos de mutilación y asesinato danzaban por su mente. Pensamientos, que se avergonzaba de admitir, en los que actuaba. Una y otra vez.
Por esa maldición, Reyes, el guardián del demonio de Pain, había casi perdido a su amada Danika. De hecho, Aeron había sido poseído para evitar ese último aliento, cuchillas afiladas, elevando… cayendo hacia su precioso cuello. Pero justo antes del contacto, Paris había elegido a Aeron y la manía lo había dejado instantaneamente, ahorrándose la vida da Danika.
Parte de Aeron aun sentía culpa acerca de lo que casi había pasado – y acerca de las consecuencias de la elección de Paris. Una culpa que había sido como acido en sus huesos, comiéndoselo en el proceso. Paris ahora sufría mientras él se deleitaba en su libertad. Eso no significaba que le mostraría algo de piedad a Paris en este asunto. Amaba demasiado a su amigo para eso. Más que eso, Aeron lo poseía. Y Aeron siempre pagaba sus deudas.
De ahí la razón por la que estaban en ese techo.
Cuidar de Paris, pensó, no era una tarea fácil. Por las últimas seis noches Aeron había llevado ahí a su amigo en medio de incesantes protestas. Paris solo debía de elegir una mujer, luego Aeron la procuraría y se aseguraría de que los dos estuvieran a salvo mientras tenían sexo. Pero cada noche la elección era hecha tarde. Y tarde.
Aeron tenía un sentimiento de que él y Paris se sentarían ahí y hablarían hasta el amanecer.
Había el ahora deprimido guerrero evitado a estos débiles mortales como lo había hecho Aeron, no estaría ahora desenado algo que no podía tener. No estaría desesperado por ello – y lo habría negado toda la eternidad.
Aeron frunció el ceño. “Paris,” comenzó. Luego se detuvo. ¿Cómo procedería? “Tu luto debe de terminar.” bien. Al punto, justo como prefería. “Te está debilitando.”
Paris corrió su lengua sobre sus dientes. “Como si fueras el indicado para hablar de debilidad. ¿Cuántas veces has sido la perra de Wrath? incontables. Y ¿en cuántas de esas incontables instancias puedes culpar a los dioses? Sonó una. Cuando ese demonio te posee, pierdes todo el control de tus acciones. Así que no agregues hipocresía a tu lista de pecados, ¿quieres?”
No se lo tomo a pecho. Tristemente, Paris clamaba su irrefutabilidad. Algunas veces Wrath tomaba el control del cuerpo de Aeron y lo llevaba por la ciudad, golpeando a cada uno a su alcance, lastimándolos y regocijándose en su terror. Durante esos momentos, Aeron estaba al tanto de lo que estaba pasando, pero incapaz de detener la carnicería.
No era que siempre quisiera que la carnicería se detuviera. Algunas personas merecían lo que tenían.
Pero odiaba perder el control de su cuerpo, como si fuera una mera marioneta con cuerdas. O un mono que bailaba a la orden. Cuando era reducido a dicho estado, despreciaba a su demonio – pero no tanto como se despreciaba a sí mismo. Porque con el odio, también experimentaba el orgullo. En Wrath. Arrebatando las riendas del control de él requería de poder, y poder de cualquier clase para ser preciado.
Aun así. El tirón de odio-amor lo perturbaba.
“Tal vez ni lo intentabas, pero me has dado la razón,” dijo, regresando a la conversación. “La debilidad da a luz destrucción. Sin excepción.” en el caso de Paris, luto era solo otra palabra para distraído. Y tal distracción podía ser fatal.
“¿Qué tiene que ve eso conmigo? ¿Qué tiene que ver eso con los humanos allá abajo?” señalo Paris.
Tiempo de la imagen completa. “Esa gente. Envejecen y se deteriora en un latido.”
“¿Y?”
“Y déjame terminar. Si te enamoras de una de ellos, podrías tenerla por la mejor parte del siglo. Tal vez, si una enfermedad o un accidente no le acontecen. Pero será un siglo gastado en verla marchitarse y morir. Y durante todo eso, conocerás una eternidad sin ella aguardándote.”
“Tan pesimista.” Paris chasqueo la lengua – difícilmente la reacción que Aeron esperaba. “Lo vez como in siglo perdido que no eras capaz de proteger. Yo lo veo como un siglo disfrutando una gran bendición. Una bendición que te ayudara a descansar de la eternidad.”
¿Ayudar? Absurdo. Cuando pierdes algo precioso, las memorias de ello regresan a atormentarte recordando lo que nunca tendrás de nuevo. Esas memorias sumadas a tus problemas, distrayéndote – a diferencia de Paris, no envolvería la palabra en un bonito moño. En vez de fortalecerte.
Prueba: así era como e sentía acerca de Baden, guardián de Distrust y alguna vez su mejor amigo. Hace mucho, había perdido al hombre que amo más de lo que habría amado a un hermano de sangre, y ahora, cada vez que estaba solo, se imaginaba a Baden y se preguntaba acerca de cómo estaría.
No quería eso para Paris.
Olvida la gran imagen. Tiempo para un poco más de ensañamiento. “Si eres tan capaz de aceptar la perdida, ¿Por qué aun lloras a Sienna?”
Un rayo de luz de luna golpeo la cara de Paris, y Aeron vio que sus ojos estaban ligeramente aguados. Obviamente, había estado bebiendo. De nuevo. “No tuve mi siglo con ella. Tuve unos pocos días.” tono plano.
No pares ahora. “¿Y si te hubieran dado cien años con ella antes de que muriera, estarías ahora en paz con su muerte?”
Hubo una pausa.
No lo había pensado.


continua....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://nallaetnallum.blogspot.com/
 
Capitulo 1
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» KOF Capitulo 1 - all out (fandub español latino)
» Heraldos de la luz (avanze del primer capitulo)
» ESTADO REM ALTERADO- CAPITULO II
» x place capitulo 4
» Kimi ga nozumo Ein Capitulo 1 fandub Mexicano

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
N&N :: Traducciones :: Gena Showalter :: The Darkest Passion-
Cambiar a: