N&N
Bienvenid@ a "Nalla & Nallum"!!!!!!

Si no eres usuario por favor registrate y forma parte de nuestro equipo. Si ya lo eres, q bueno q has vuelto, ya sabes q hacer

Gracias por tu visita!!!!

Besos, Jade


Traducciones, correcciones y discusiones de los libros mas hot y cute!!!!
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Capitulo 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jade_Lorien
Admin
avatar

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 20/05/2010
Edad : 31
Localización : Mexico

MensajeTema: Capitulo 4   Dom Mayo 23, 2010 3:14 pm

CUATRO



“Okay, creo que termine.”

John sintió el último jalón a través de sus hombros y luego la pistola Otatto se silencio. Enderezándose del descanso contra el que había estado acurrucado las ultimas dos horas, estiro sus brazos sobre su cabeza y contrajo su torso de nuevo en forma.

“Dame un segundo y te limpiare.”

Mientras el macho humano rociaba algunas toallas de papel con solución antibacterial, John estableció su peso de nuevo sobre su columna, y dejando que el cosquilleo del zumbido del trabajo de la aguja retumbara por todo su cuerpo.

En la calma, una extraña memoria vino a el, una en la que no había pensado en años. Era una de los dias vividos en el orfanato de Nuestra Señora, tiempo atrás cuando el no había sabido lo que realmente era.

Uno de los benefactores de la iglesia había sido un hombre rico que tenía una gran casa a las orillas del Lago Saranac. Cada verano, los huérfanos habían sido invitados para ir por un dia y jugar en su patio del tamaño de una cancha de fútbol y paseos en su hermoso bote de madera y comer sándwiches y sandia.

John siempre se había tenido quemaduras por el sol. Sin importar cuento protector le untaras, su piel siempre se había quemado hasta crujir – hasta que finalmente lo delegaron a quedarse en la sombra del porche. Forzado a esperar las cosas desde la orilla, el miraba a los niños y niñas en lo suyo, oía las risas rodar a través del pasto verde brillante, teniendo su comida que le era traída y comiendo solo, testigo de los juegos en vez de ser parte de ellos.

Gracioso, su espalda se sentía como su piel se había sentido entonces: estirada y susceptible, especialmente mientras el artista de tatuajes tocaba los puntos en carne viva con la prenda mojada y hacia círculos sobre la tinta fresca.

Hombre, John podía recordar temiendo esa penosa experiencia anual en el lago. El quería tanto estar con los otros… aunque si era honesto, eso tenia que ver menos con los que hacían, y mas con que estaba desesperado simplemente por encajar. Maldita sea, ellos podían haber estado masticando astillas de vidrio y sangrando por el frente de sus camisetas y el aun seria todo “enlístenme”

Esas seis horas en ese porche con nada mas que un libro de tiras cómicas o tal vez un nido caído para inspeccionar y reinspeccionar habían parecido largas como meses. Demasiado tiempo para pensar y añorar. Siempre espero ser adoptado y en momentos de soledad como esos el impulso lo consumía: incluso mas que estar entre los otros niños pequeños, el había querido una familia, una verdadera madre y un padre, no solo guardianes a los que se les pagaba para que lo criaran.

Quería pertenecer. Quería alguien que dijera, Eres mío.

Claro, ahora que sabía lo que era… ahora que vivía como vampiro entre vampiros, entendía que la cosa de “pertenecer” mucho más claramente. Seguro, los humanos tenían el concepto de unidad familiar y matrimonio y toda esa mierda, pero su verdadera especie era como una manada de animales. Lazos de sangre y emparejamientos eran mucho más viscerales y lo consumían todo.

Mientras pensaba en si mismo mas joven, mas triste, su pecho dolió – aunque no solo por que deseaba poder retroceder en el tiempo y decirle a ese niño pequeño que sus padres vendrían por el. Nop, dolía por que la misma cosa que el había querido casi lo había destruido. Su adopción de hecho había sucedido, pero la “pertenencia” no había golpeado. Wellsie y Tohr habían entrado en su vida, le habían dicho que era, y le habían enseñado un breve destello del hogar… y luego desaparecido.

Así que el podía decir categóricamente que era mucho peor tener y perder a tus padres, que no haberlos tenido en absoluto.

Seee, claro, Tohr técnicamente había vuelto a la mansión de los Hermanos, pero para John se había ido para siempre: incluso cuando estaba ahora diciendo las cosas correctas, demasiadas partidas habían ocurrido para saber que un arribó de hecho había sucedido, era demasiado tarde.

John había terminado con todo ese asunto de Tohr.

“Aquí esta el espejo. Chécalo, hombre.”

John asintió un gracias y fue hacia el espejo de cuerpo completo en la esquina. Mientras Blay regresaba de su extendido descanso para fumar y Qhuinn emergía de detrás del la cortina del cuarto, John se giro y hecho un vistazo a lo que estaba en sus espalda.

Oh, Dios. Era exactamente lo que quería. Y el gariboleado era el jefe. Asintió mientras movía el espejo de mano alrededor, chocando cada ángulo. Hombre, era un poco vergonzoso que nadie mas que sus amigos iban a ver nunca esto. El tatoo era espectacular.

Y mas en el punto, de que no importa que pasara, ya fuera que encontrara a Xhex viva o muerta, ella siempre estaría con el.

Que lo condenaran al infierno, estas ultimas cuatro semanas desde su secuestro habían sido las mas largas de su vida. Y el tenia algunos dias bastante largos por delante de esta mierda. Para no saber donde estaba ella. Para no saber que le había pasado a ella… sintió como si estuviera mortalmente herido, aunque su piel estaba intacta y sus brazos y piernas sin romper y su pecho no penetrado por una bala o una hoja.

Pero de nuevo, en su corazón, ella era suya. Y aunque ella le había dado la espalda solo para vivir una vida que no lo incluía él, eso estaba bien. El solo la quería sana y salva.

John miro al artista, puso su mano sobre su corazón e hizo una gran reverencia. Mientras se levantaba de su posición de gratitud, el chico extendió su palma.

“De nada, hombre. Significa mucho que lo apruebes. Déjame cubrirlo ahora con algo de crema y un envolverlo”.

Después de que se dieron la mano, John hizo señas y Blay tradujo, “No es necesario. El sana a la velocidad del rayo.”

“Pero va a necesitar tiempo para – “el artista de tatuajes se inclino y después frunció el entrecejo mientras inspeccionaba donde había trabajado.

Antes de que tipo empezara a hacer preguntas, John dio un paso atrás y tomo su playera de manos de Blay. El hecho era, la tinta que habían llevado con ellos había sido tomada del escondite de V – lo que significaba que parte de su composición incluía sal. El nombre y esos fabulosos intrincados eran permanentes – y su piel ya había sanado.

La cual era una ventaja de ser un vampiro casi puro.

“El tattoo es genial,” dijo Qhuinn. “Es sexo puro.”

Como si la llamaran, la mujer con la que apenas se había enredado salio de detrás de la cortina del cuarto de al lado, y era difícil no notar la expresión de dolor de Blay. Especialmente mientras ella deslizaba una nota de papel el bolsillo trasero de Qhuinn. Indudablemente su número estaba ahí, pero ella realmente no necesitaba hacerse ilusiones. Una vez que el tipo tenía a alguien, eso era todo – parecia que le gustaba que sus parejas sexuales fueran almuerzos que no podían ser comidos de nuevo y nunca tenía sobras. Desafortunadamente dijo Kat von D parecia como si tuviera estrellas en sus ojos.

“Llámame,” le murmuro ella con una seguridad que iría desapareciendo con los dias.

Qhuinn sonrió un poco. “Cuídate.”

Al sonido de las dos palabras, Blay se relajo, sus grandes hombros haciéndose hacia atrás. En Qhuinn-landia, cuídate era sinónimo de nunca mas voy a verte, llamarte o cogerte de nuevo.

John saco su billetera, la cual estaba atascada con toneladas de billetes y absolutamente ninguna identificación, y saco cuatrocientos. Que era el doble de lo que costaba el tatoo. Mientras el artista comenzaba a sacudir la cabeza y a decir que era demasiado, John asintió hacia Qhuinn.

Los dos levantaron sus palmas derechas a los humanos, y alcanzaron sus mentes y recuperaron las memorias del ultimo para de horas. Ni el artista ni la recepcionista tendrían una idea concreta de lo que había pasado. Por mucho, tendrían sueños borrosos. Como menos, tendrían un dolor de cabeza.

Mientras el par se deslizaba en trance, John, Blay, y Qhuinn salieron por la puerta de la tienda hacia las sombras. Esperaron hasta que el artista se sacudió a si mismo para concentrarse, fue hacia la puerta, y cerro el seguro… y luego fue momento de regresar a los negocios.

“¿Sal’s?” pregunto Qhuinn, su voz mas baja de lo usual gracias a su satisfacción postcoital.

Blay encendió otro Dunhill mientras John asentía y hacia señas, nos están esperando.

Uno por uno, los chicos desaparecieron en la noche. Pero antes de que John se desvaneciera, se detuvo por un momento, sus instintos llamando.

Mirando de izquierda a derecha, sus agudos ojos penetraron la oscuridad. Trade Street tenía muchos anuncios de neon y había coches en marcha por que solo eran las 2 a.m., pero no estaba interesado en las partes alumbradas.

Los callejones oscuros eran el asunto.

Alguien los estaba vigilando.

Puso su mano dentro de su chaqueta de cuero y cerro su palma alrededor del mango de su daga. No tenia problemas matando al enemigo, especialmente ahora, cuando sabia malditamente bien quien tenia a su hembra… y esperaba que algo que oliera como un venado muerto de una semana se le pusiera enfrente.

No tenía tanta suerte. Su teléfono se apago con un silbido. Sin duda Qhuinn y/o Blay se estaban preguntando donde demonios estaba.

Espero un minutos más y decidió que la información que esperaba obtener de Trez y iAm era mas importante que reventar sus nudillos contra cualquier cazador que estuviera escondiéndose en las sombras.

Con la venganza corriendo pesada en sus venas, John se desmaterializo en el ligero aire y tomo forma de nuevo en el estacionamiento del Sal’s Restaurant. No había carros alrededor y las luces que usualmente brillaban en el exterior del edificio estaban apagadas.

Las puertas dobles bajo la cochera se abrieron enseguida y Qhuinn saco su cabeza por ellas. “¿Qué demonios te tomo tanto tiempo?”

Paranoia, pensó John.

Cheque de nuevo mis armas, hizo señas mientras caminaba.

“Pudiste haberme dicho que esperara. O hacerlo aquí.”

Si, Madre.

El interior del lugar estaba hecho al viejo estilo de Rat Pack con empapelado rojo y alfombra de felpa tan lejos como podías ver. Todo desde las sillas del club hasta las mesas tapizadas hasta los platos y la plata era una reproducción de lo que había sido en los sesentas y el ambiente era una evocación de Dean Martin: suave, rico, y clase Sand Casino.

Ol’ Blue Eyes incluso estaba cantando “Fly me to the moon.”

Las bocinas superiores probablemente se negarían a algo más.

Los tres caminaron pasando al lugar de la hostess y fueron al bar, donde el fuerte aroma de cigarrillos permanecía en contra de las leyes antihumo de tabaco de New York. Blay fue detrás del mostrador de teca para prepararse una Coca, y John camino alrededor, con las manos en las caderas, los ojos en el piso de mármol, camino delineado por todas las cabinas de cuero acomodadas alrededor del espacio.

Qhuinn tomo asiento en una de ellas. “Nos dijeron que nos quedáramos y nos hiciéramos un trago. Vendrán en un segundo – “

En ese momento, del cuarto de solo personal en la parte trasera, un thump-thump y un gruñido corto los aullidos de Sinatra. Con una maldición, John siguió a Qhuinn y se detuvo al otro lado del chico. Si las Sombras estaban trabajando afuera algunos PDV[1], se iban a tardar más de un segundo.

Mientras Qhuinn estiraba sus piernas bajo la mesa negra y tronaba su espalda, aun estaba brillando, sus mejillas sonrojadas del esfuerzo, sus labios hinchados de besar. Por un momento, John estaba tentado a preguntar por que el tipo insistía en tener sexo con personas enfrente de Blay, pero enfrasco la pregunta mientras miraba la lágrima roja que estaba tatuada en la mejilla del chico.

¿Cómo más iba el bastardo a echarse un polvo? Estaba literalmente unido por la cadera con John y todo lo que hacían era salir y pelear… con Blay un miembro de su equipo.

Blay se acerco con su Coca, se sentó junto a John y se mantuvo en silencio.

Muy raro, pensó John mientras ninguno de ellos decía nada.

Diez minutos más tarde, la puerta marcada como UNICAMENTE PERSONAL se abrió y Trez entro desde atrás. “Perdón por la espera.” Tomo una toalla para manos de detrás del bar y limpio la sangre de sus nudillos. “iAm esta tirando algo de basura en el callejón. Ya viene.”

John hizo señas, ¿Sabemos algo?

Después de que Qhuinn tradujera, las cejas de Trez cayeron y los ojos de la Sombra se volvieron calculadores. “Sobre que.”

“Xhex,” dijo Qhuinn.

Trez hizo un gran trabajo doblando de nuevo la toalla ahora teñida de rojo. “La ultima cosa que supe, Rehv estaba viviendo en el recinto con ustedes.”

“Lo esta.”

La Sombra planto sus palmas sobre la teca y se inclino, los músculos de sus hombros contrayéndose gruesos. “Así que por que tienen que estarme preguntando a mi sobre su búsqueda y rescate.”

La conoces muy bien, dijo John por señas.

Después de la traducción, los ojos oscuros de Trez destellaron verde brillante. “la conozco. Ella es una hermana, aunque no de mi sangre.”

¿Entonces cual es el problema? Dijo a señas John.

Mientras Qhuinn se inquietaba, como si quisiera estar seguro de que John realmente necesitaba decirle eso a la Sombra, Jonh indico con un gesto para que el chico siguiera hablando.

Qhuinn sacudió su cabeza un poco. “Dice que lo entiende. Solo quiere asegurarse de que todas las posibilidades están cubiertas.”

“No creo que eso sea lo que el señalo.” La sonrisa de Trez era fría. “Y aquí esta mi problema. Vienen aquí y siendo todo que-pasa sugiere que tu y tu rey no confían en Rehv para decirles donde esta – o no crees que se este jugando sus pelotas para encontrarla. Y sabes… esa mierda no se lleva conmigo.”

iAm entro por la puerta de personal y solo asintió mientras se paraba junto a su hermano – que era lo mas parecido a una bienvenida que alguna vez recibirías de el. No compartía palabra. O golpes, viniendo de cuanta sangre había manchado su playera gris. Y el tipo no pidió una recapitulación de la reunión hasta ahora. El parecia estar bastante al corriente, lo que significaba que había visto algo en la cámara de seguridad allá atrás, o estaba leyendo con precisión la tensión en el poderoso cuerpo de su hermano.

No venimos aquí para pelear u ofender, señalo John. Solo queremos encontrarla.

Hubo una pausa después de que Qhuinn hiciera su parte. Y después Trez hizo la pregunta de los sesenta y cuatro mil. “¿Su rey sabe que están aquí?”

Cuando John sacudió la cabeza, Trez estrecho sus ojos aun mas. “¿Y que esperan precisamente obtener de nosotros?”

Cualquier cosa que sepan o crean que es verdad acerca de donde esta Xhex. Y cualquier información sobre el tráfico de drogas aquí en Caldwell. Espero a que Qhuinn los alcanzara, y luego continúo. Asumiendo que Rehv tiene razón y Lash fue el que desbanco a esos narcos de la ciudad, entonces es malditamente obvio que el y la Lessening Society llenaran el vació que crearon. Otra pausa para Qhuinn. ¿Así que donde va la gente a comprar, aparte de los clubes en Trade? ¿Hay una fila de crack? ¿Y quienes son los grandes proveedores con los que trabajaba Rehv? Si Lash esta tratando de negociar, debe estar obteniendo la mierda de alguien. Un último respiro para Qhuinn. Hemos estado en los callejones, pero hasta ahora, no nos esta llevando a ningún lado. Solo humanos traficando con humanos.

Trez se relajo hacia atrás y prácticamente podías oler la madera quemándose en su cerebro trabajando. “Déjame preguntarte algo.”

Claro, señalo John.

Trez miro alrededor y luego se encontró de nuevo con los ojos de John. “En privado.”






[1] Points of sale (POS) en ingles, Puntos de Venta (PDV) en español
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://nallaetnallum.blogspot.com/
 
Capitulo 4
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» KOF Capitulo 1 - all out (fandub español latino)
» Heraldos de la luz (avanze del primer capitulo)
» ESTADO REM ALTERADO- CAPITULO II
» x place capitulo 4
» Kimi ga nozumo Ein Capitulo 1 fandub Mexicano

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
N&N :: Traducciones :: J.R. Ward :: Lover Mine-
Cambiar a: