N&N
Bienvenid@ a "Nalla & Nallum"!!!!!!

Si no eres usuario por favor registrate y forma parte de nuestro equipo. Si ya lo eres, q bueno q has vuelto, ya sabes q hacer

Gracias por tu visita!!!!

Besos, Jade


Traducciones, correcciones y discusiones de los libros mas hot y cute!!!!
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Capitulo 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jade_Lorien
Admin
avatar

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 20/05/2010
Edad : 31
Localización : Mexico

MensajeTema: Capitulo 2   Vie Oct 08, 2010 11:31 am

CAPITULO 2

CALDWELL, NUEVA YORK
Mientras Jim Heron estaba al frente del césped de la Cas de Funerales Mc Cready en Caldwell, podía figurarse el interior como si ya hubiera estado adentro: Orientales en los pisos, pinturas de arreglos florales brumosos en las paredes, montones de cuartos con puertas dobles y mucho espacio.
Desde su limitada experiencia con ellos, las funerarias eran como restaurantes de comida rápida – todos lucían casi igual. Luego, supuso que tenía sentido. Justo como también había muchas maneras de hacer una hamburguesa, se imagino que los cadáveres eran lo mismo.
Mierda… no podía creer que fuera a ver su propio cadáver.
¿Realmente había muerto solo hace dos días? ¿Era esta su vida ahora?
Con la manera en la que las cosas se estaban dando, se sentía como un pérfido chico de fraternidad que se había despertado en una cama extraña, ¿son estas mis ropas? ¿Me divertí anoche?
Al menos el podía contestar eso: La chaqueta de piel y botas de combate que tenía puestas eran suyas, y no se había divertido la otra noche. Había sido
N&N
responsable de pelear con un demonio sobre las almas de siete personas, y aunque él había ganado la primera competencia, se estaba preparando para la siguiente sin saber cuál era el objetivo. Y aun estaba aprendiendo los trucos para el asunto de ángel. Y, hola, ahora tenía alas. Alas. Aunque tal vez quejarse de eso era una mentira, como su par de aplaudidoras emplumadas mágicas habían traído su trasero desde Boston, Massachusetts, un muy corto tiempo. ¿Nota? En cuanto a él concernía, el mundo que una vez había conocido había desaparecido y el nuevo en su lugar hizo que sus años como asesino en las fuerzas especiales pareciera trabajo de escritorio. “Hombre, esto es genial. Adoro la mierda deprimente.” Jim miro sobre su hombro. Adrian, apellido Vogel, era precisamente el tipo de trabajo de alfiletero que resultaría si un montón de picas cayeran en la unidad de refrigeración: perforado, en cuero, tatuado, Ad estaba en el lado oscuro – y dado que su némesis le había hecho al ángel la noche anterior, era una de una sola manera: El lado oscuro estaba en el también. Pobre bastardo. Jim froto sus ojos y miro al más sano de sus dos apoyos. “Gracias por asistir. Esto no tomara mucho.” Eddie Blackhawk asintió. “No haya problema.” Parados en el duro frio de Abril, Eddie era su motorista en el culo personal, esa espesa mata de cabello corriendo por la parte trasera de su chaqueta de piel. Con su mandíbula cuadrada, y su piel bronceada, y sus ojos rojos, le recordaba a Jim a un dios Inca de la guerra – el cabrón tenia puños del tamaño de la cabeza de la mayoría de los hombres, y hombros en los que fácilmente podrías aterrizar un aeroplano. Y adivina que, no era exactamente un boy scout, aun cuando tenía un corazón de oro.
“Okay, vamos a hacerlo,” murmuro Jim, sabiendo que la infiltración estaba fuera del terreno de si “empleo” así que mejor sacudían rápido. Pero al menos su nuevo OM1 no tenía problemas con ello: Nigel, el arcángel culo apretado, le había dado permiso para esta mórbida diversión, pero no había razón para tomar ventaja del margen. Mientras Jim y sus muchachos se desmaterializaban a través de las paredes de ladrillo y tomaban forma en…sip, sip, un gran ataúd abierto con un candelabro y un montón de alfombras y suficiente espacio para una fiesta de coctel… miro alrededor, preguntándose donde demonios eran mantenidos los cuerpos. Y solo estando en el lugar reafirmo el hecho de que esto era una diversión que simplemente tenía que tener. Podría estar en el negocio de salvar almas, pero justo ahora la vida de un hombre estaba en la línea: Isaac Rothe había desertado del comando de fuerzas especiales, y Jim se suponía debía matarlo por eso. Archivar eso en Jodidamente No.
1 Oficial al Mando, en ingles Command Officer (CO).
N&N
Excepto que había un problema: El modo en que Matthias el Cabrón trabajaba, si Jim no sacaba al soldado ASP, alguien más iba a hacerlo… y luego un operativo vendría por Jim.
Un poco tarde en eso, chicos – ya estaba muerto.
¿Su meta inmediata? Engañar a su jefe formal y encontrar a Isaac. Después iba a sacar a ese soldado del país y a salvo… antes de regresar a su trabajo de día y ponerse frente-a-frente con Devina.
Odiaba el retraso porque sin duda ese demonio se estaba vistiendo para su próxima batalla. Pero haciéndose a un lado de una vida y yendo a otra nunca era simple y nunca cortar-y-secar. Inevitablemente, había zarcillos de lo que había sido antes que tenias que cortar y desechar, y eso tomaba tiempo.
La verdad de eso era: Se lo debía a Rothe. Allá en el desierto hace 2 años, cuando Jim había necesitado ayuda, el hombre había estado ahí por él, y esa no era una deuda de la que te libraras.
Eso era probablemente porque Matthias le había dado a Jim la asignación. El cabrón estaba bien al tanto de su conexión y de lo que había trascurrido esa noche al otro lado del globo: En el momento, su jefe podría haber estado nadando en la inconsciencia, pero había rastreado suficiente en las oscuras horas de transporte y vuelo e intervención médica para saber quien estaba cerca y que estaba haciendo.
Correcto. Concéntrate. ¿Dónde estaban los tiesos?
“Escaleras abajo,” les dijo a sus muchachos mientras seguía un anuncio de Salida.
En el camino de la escalera, los tres pasaron por toda clase de detectores sin quitarse las cosas, y luego traspasaron la puerta cerrada uno por uno.
Trayendo a Adrian y Eddie en esta pequeña excursión era más seguro, porque Dios sabía que Devina podía estar en cualquier lugar en cualquier momento – además Jim aun estaba aprendiendo todos los trucos que venían con ser un ángel caído, y Eddie era el maestro de ellos. Conjuros, pociones, magia – esa mierda del hechicero y varita eran el fuerte de Blackhawk.
Claramente había obtenido su doctorado en Abracadabra y eso no hacia al HDP manejable.
Abajo a nivel del solar, todo era limpio, el piso de cemento y las paredes pintadas de gris. El dulce olor del líquido de embalsamar emanaba de la derecha de Jim, y mientras caminaba, sintió como si viajara atrás en el tiempo. Jodidamente extraño. Esta rutina de esconderse era exactamente por lo que se había destacado todos estos años con Matthias – y precisamente había determinado que se saliera.
Seee, bueno, todos los mejores planes trazados de hombres y ratones, yada, yada, yada…
En su primera batalla con Devina, había requerido cierta información – y Matthias el Cabrón había sido el único lugar para conseguirla. Naturalmente, cuando se trataba de ese bastardo, las cosas eran estrictamente pregunta por respuesta, así que si querías algo, tenias que dar algo y la “respuesta” había sido matar a Isaac. Después de todo, no había deslizantes rosados para los despedidos o Rolex dorados para los retirados de las fuerzas especiales – tenias una bala en la cabeza y, si tenias suerte, tal vez un ataúd para tu cadáver.
N&N
Y aun así el estaba curiosamente agradecido: Siendo asignado para asesinarlo el tipo era la única manera para ayudarlo; de otro modo no habría madera de saber de qué Isaac se había salido y ahora era un hombre buscado: Jim era el único que había salido libre y limpio.
Pero luego la situación había puesto el “por los cabellos” en las “circunstancias extenuantes” de Matthias.
Se detuvo frente a un par de puertas de acero inoxidable marcadas con “SOLO PERSONAL” y miro sobre su hombro. “Mantén tus manos para ti mismo, Adrian.”
Dios sabia que el ángel parecía propenso a joder cualquier cosa que se moviera – lo cual te hacia preguntarte sin inamovibles seria un rango de paso limitante para él.
Con una maldición, Adrian fue todo “Solo toco si lo piden.”
“Que alivio.”
“Pero sabes, la reanimación es posible.”
“Pero esta noche no lo es. Y certeramente no este lugar.”
“Hombre, puedes chuparle toda la diversión a un club nudista.”
“Paso.”
Pasando por el largo, cuarto clínico, era malditamente obvio por que las películas de terror usaban las morgues como locación. Entre la luz verde de seguridad, las camillas, y las rejas en el piso, el lugar era el escenario perfecto para un caso de miedo.
Aunque había muerto he ido al cielo y toda esa mierda, sus glándulas adrenérgicas aun ondeaban la bandera bastante bien. Luego de nuevo, los espasmos eran probablemente menos por los de los otros tipos muertos y más por el hecho de que iba a ver a su propio cadáver a la cara.
Mientras se adelantaba hacia la unidad de refrigeración masiva, con sus filas de fríos pisos, sabía exactamente lo que estaba haciendo. Cuando no matara a Isaac a tiempo, dos cosas pasarían: Alguien más lo haría y alguien más seria enviado a buscar a Jim.
Y esa era la razón por la cual estaban ahí. Su antiguo jefe iba a querer asegurarse de que Jim había comprado una granja, así que: Matthias no creía en certificados de defunción, reportes de autopsia, o fotografías porque el sabia todo muy bien cuán fácil era fingir era clase de documentación. El también no confiaba en los funerales, lugares de entierro, o llorosas viudas y madres, por que él había sustituido demasiados cuerpos a través de los años. Verificación frente-a-frente era la única manera de asegurarse según su libro.
Usualmente Matthias enviaba a su segundo al mando para hacer la confirmación, pero Jim iba a asegurarse que el mismísimo gran hombre fuera el que lo hiciera en este caso. El bastardo era duro de sacar de su escondite, y Jim necesitaba su propio tiempo con el tipo.
La única manera de hacer que eso pasara era usar su propio trasero congelado como señuelo.
Y un poco de la magia de Eddie.
Checando las placas de los nombres enfrente de las puertas, se encontró a si mismo entre D’Arterio, Agnes, y Rutherford, James.
N&N
Girando el cierre, abrió la puerta de tres-pies-por-dos-pies… y jalo su cuerpo muerto fuera del refrigerador. Había una sabana cubriéndolo de la cabeza a los pies, y sus brazos habían sido acomodados a los lados. El aire que flotaba hacia afuera del agujero era frio y seco y olía a anticongelante.
Hombre, tantos tiesos como había visto en su violenta y sangrienta vida, este lo aterraba.
“Dame mis órdenes,” le dijo a Eddie seriamente.
“¿Tienes un objeto de convocación?” pregunto el ángel, y se paró a su lado.
Jim alcanzo su bolsillo y tomo una pequeña pieza de madera que había sido tallado muchos, mucho años antes en el trópico en lo más lejano del planeta. El y Matthias no siempre habían sido superiores y Matthias no siempre había sido si jefe.
Y antes cuando ambos habían sido gruñidos en los bajos niveles de las fuerzas especiales, Jim le había enseñado al tipo como tallar.
La miniatura de caballo estaba hecha con sorprendente competencia, considerando que había sido la primera y única cosa que Matthias había tallado. Y la memoria no fallaba, le había tomado como dos horas – lo cual era el porqué estaba siendo usada: Aparentemente, los objetos inanimados hacían más que solo recolectar polvo. Eran esponjas para la esencia de quien sea que lo tuviera o hiciera o lo usara, y lo que permanecía en el espacio entre las moléculas era muy útil si sabias que hacer con él. Jim sujeto el caballo en alto. “Ahora que.”
Eddie quito la sabana del Jim gris, cara moteada. Por un momento, fue duro concentrarse en cualquier cosa que no fuera que se veía como muerto por cuarenta y ocho horas. Demonios, el Grim Reaper no era un artista del maquillaje; eso era seguro. Incluso los góticos tenían mejor complexión.
“Hey, no seas duro con mi gente,” le corto Adrian. “Se lo haría a uno de nosotros antes de algún bimbo SoCal con melones de plástico y una bronceado artificial.”
“Deja de leer mi mente, cabrón. Y de todos modos se lo harás al bimbo.”
Adrian gruño y flexiono sus pesados brazos. “Seee. Lo haría. Y a su hermana.”
Sip, el ángel parecía estar sobre todo lo que el demonio Devina le había hecho a en la noche de la “muerte” oficial de Jim. Era eso o toda la automedicación con Barbies vivientes, respirando que había agotado cualquier introspección de él.
Eddie había tomado un expediente de metal de su bolsillo y lo presento la primera manija. “Ralla un poco de ese grabado en el cuerpo. Cualquier parte está bien.”
Jim eligió los costados de su pecho, y el sonido rasposo fue amortiguado por la caverna del frio cuarto.
Eddie guardo la herramienta. “¿Dónde está tu cuchillo?”
Jim saco la cuchilla de caza que le había sido otorgada hacia tiempo cuando se había unido por primera vez a las fuerzas armadas. Matthias había recibido un arma idéntica al mismo tiempo. La había usado para tallar el caballo, de hecho.
“Desliza tu palma y sostén el objeto fuerte. Mientras lo hacer, imagina a la persona que quieres que venga aquí claramente en tu mente. Recuerda los
N&N
sonidos de su voz. Velo en memorias que son especificas. Mira como se mueve, los gestos que hace, las ropas que viste, el olor de la colonia que usa.”
Forzando su cabeza a enfocarse, Jim trato de llamar algo, lo que fuera, acerca de Matthias el Cabrón…
La imagen que voló a su lóbulo frontal fue sorprendentemente clara: Estaba de regreso en el desierto en esa noche, como la peste química de los explosivos en la nariz y el retumbante sonido de hora-de-moverse zumbando en sus oídos. Matthias no tenía piernas, su ojo izquierdo estaba casi auscente de su cuenca, y su uniforme estaba cubierto de tierra pálida y sangre rojo brillante.
“…Dan…ny…boy…mi Danny boy…” estaba diciendo.
Jim puso la cuchilla en el centro de su palma y la enterró en su piel, dejando salir un siseo mientras el acero mordía profundo y limpio.
La voz de Eddie corto la memoria y alivio el dolor. “Ahora toma tu palma y frótala sobre las virutas de madera. Luego saca tu encendedor y enciéndelo. Levantando tu mano, sopla a través de la llama y hacia el cuerpo, manteniendo la imagen en tu mente.”
Jim hizo lo que le dijeron… y se sorprendió de ver la coalición de brillo azul en la punta de su Bic, como si la cosa fuera mágicamente encendida en una antorcha. Y el hey-chequen-esto no termino ahí. La flama se asentó alrededor del cuerpo, cubriéndolo con un brillo.
“Terminaste,” dijo Eddie.
Jim apago su Bic y se miro a sí mismo, preguntándose que iba a pensar Matthias.
Había pasado tiempo, mucho, cuando él y el tipo había sido unido. Pero mientras los años pasaban, el bastardo se había ido por un lado, Jim por otro. Y eso fue antes de que todo el asunto de estar-muerto, angel-caido.
Pero esto no era acerca de él y Matthias.
Jim regreso la sabana a su lugar, cubriendo su propia cara y preguntándose cuanto tiempo le tomaría al hechizo llamar a Matthias aquí y para Jim ver al tipo de nuevo.
Deslizo la tabla en el refrigerador y cerró la puerta, cortando el brillo azul fosforescente. “Vamos a volar esto.”
Estuvo callado en su camino a la salida, perdido en las malas memorias de lo que había hecho y a quien había matado en las fuerzas especiales. Y adivina que. En adición a sus glándulas adrenérgicas, parecía que su demonio personal también había sobrevivido su muerte. De hecho, tenía un presentimiento de que sus culpas eran una carga eterna: La parte no-tan-interesante de ser inmortal era que no había final del camino, no prospectos de salirse del camino a los cuales te pudieras aferrar cuando las cosas se ponían feas y abrumadoras… y te despreciabas a ti mismo.
Mientras él y sus camaradas emergían del salón lateral de la funeraria, era el regreso de la caza de Isaac Rothe.
“Debo de encontrar a ese hombre” dijo seriamente. Aunque no era como si hubiera olvidado lo que estaban haciendo.
Cerrando los ojos, conjuro lo que lo llevaría por las millas entre Caldwell y donde Isaac había sido visto la ultima vez…
N&N
Las alas masivas de Jim se desplegaron a su espalda, el montón de alas iridiscentes estirándose y flexionándose sobre sus miembros que había sido apartado. Cuando sus parpados se levantaron, Eddie y Adrian estaban ejercitando las suyas también, los dos ángeles caídos magnificentes e indescriptibles en la luz de las lámparas de la calle.
Mientras un auto recorría la calle, no chirrió en el asfalto o se salió del camino. Las alas, como él y Eddie y Adrian, no estaban ahí ni estaban, reales ni reales, tangibles ni intangibles.
Solo estaban.
“Estas listo.” Pregunto Eddie.
Jim miro hacia atrás hacia donde su forma terrenal estaba ahora no solo tieso de congelado sino siendo tocino para un hombre que había llegado a odiar.
Incluso aunque había salvado la vida del cabrón.
“Seee, vamos a hacerlo.”
Arriba, arriba, y lejos, y toda esa mierda: En un parpadeo, estaban volando por los oscuro cielos y las estrellas brillantes en las fuertes, firmes alas de Ángel Airlines, como en las llamaba.
Sano y asalvo, resumía su caza por un hombre buscado… y acercándose a Boston con todo un arsenal de proverbiales armas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://nallaetnallum.blogspot.com/
 
Capitulo 2
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» KOF Capitulo 1 - all out (fandub español latino)
» Heraldos de la luz (avanze del primer capitulo)
» ESTADO REM ALTERADO- CAPITULO II
» x place capitulo 4
» Kimi ga nozumo Ein Capitulo 1 fandub Mexicano

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
N&N :: Traducciones :: J.R. Ward :: Crave-
Cambiar a: