N&N
Bienvenid@ a "Nalla & Nallum"!!!!!!

Si no eres usuario por favor registrate y forma parte de nuestro equipo. Si ya lo eres, q bueno q has vuelto, ya sabes q hacer

Gracias por tu visita!!!!

Besos, Jade


Traducciones, correcciones y discusiones de los libros mas hot y cute!!!!
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Capitulo 13

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jade_Lorien
Admin
avatar

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 20/05/2010
Edad : 31
Localización : Mexico

MensajeTema: Capitulo 13   Lun Mayo 24, 2010 11:05 pm

TRECE



Mientras el sonido de la bota del asesino contra la lata de gas se desvanecía, Qhuinn se movió hacia abajo y se sentó en las piernas del HDP. El bastardo podría haber tenido una patada, pero no iba a obtener una segunda.
Afuera, los policías humanos se juntaban alrededor del cobertizo.
“Esta cerrado,” dijo uno de ellos mientras la cadena tintineaba.
“Tengo por aquí.”
“Espera, hay algo dentro… phew, hombre, qu peste.”
“Lo que sea, ha estado murto por semana. Ese olor – preferiría la cacerola de atún de mi suegra sobre eso.”
Hubo un murmullo de acuerdo.
En la oscuridad, John y Qhuinn cerraron los ojos y esperaron. La única solución si la puerta se abría de golpe era desmaterializarse y dejar al lesser atrás; no había manera de mover el peso del asesino a través del delgado aire. Pero ninguno de estos oficiales de policía podía tener la llave – así que eso dejaba el disparar a su camino como su única oportunidad.
Si las posibilidades eran buenas ellos asumirían que un rápido salto solo para entrar al cobertizo no valía la papelería.
“Solo un tirador, de acuerdo con la llamada del novecientos once. Y no puede estar ahí.”
Hubo una tos y una maldición. “Si lo esta, su nariz se debe estar cayendo de la peste.”
“Llama al jardinero,” dijo una voz profunda. “Alguien debe sacar e ese animal muerto de aquí. Mientras tanto, vayamos hacia el vecindario.”
Hubo un parloteo y pasos. Un poco después uno de los carros se fue.
“Deshagámonos de el,” susurro Qhuinn sobre el hombro de John. “Toma ese cuchillo y hazlo y vamonos a la jodida de aquí.”
John sacudió la cabeza. No había manera de que el perdiera su premio.
“John, no nos iremos con el. Mátalo para que podamos desaparecer.”
Incluso aunque Qhuinn no podía ver sus labios, John gesticulo, Jodete. Es mío.
Dejando esta fuente de información deslizarse no iba a pasar. Si cualquier cosa, la policía humana podía tratar mentalmente o físicamente si se necesitaba.
Hubo el suave sonido de un cuchillo siendo desfondado. “Lo siento, John, es suficiente.”•
¡No! John grito sobre su hombro silenciosamente.
La mano de Qhuinn se cerro en el cuello de la chaqueta de John y lo saco de balance, así que fue caso de ya sea soltar en cuello del asesino o sacar la cabeza del cabrón de su columna. Y ya que un lesser incapacitado no hablaba, John soltó su agarre – y se detuvo plantando su mano en le cemento frío.
De ninguna jodida manera iba a dejar que su amigo los engañara en esto.
Mientras se lanzaba hacia el macho, con toda la furia del infierno. El y Qhuinn pelearon por el control de la daga, golpeando más que una lata de gasolina, gritando, el asesino se apresuro a salir –
El siguiente sonido que hizo alguna impresión sobre el estrépito fue un disparo. Lo que le siguió fue un timbre metálico.
La policía había volado el candado.
Desde el suelo, John saco u cuchillo desde su espalda baja, y mientras pivoteaba de rodillas, el y Qhuinn arrojaron sus cuchillos en sincronía, las hojas atravesando sobre el reducido espacio.
Las penetraciones fueron con tal fuerza que aunque entraron en el torso del asesino entre los omóplatos, claramente uno o ambos habían dado en el blanco: Con un destello brillante como un rayo y con un sonoro boom lo suficientemente fuerte para hacer sangrar los oídos, el lesser regreso a su creador, dejando nada mas que un humo apestoso… y un hoyo del tamaño de un refrigerador en la puerta.
Con la adrenalina corriendo tan rápido, ni el ni Qhuinn pudieron desmaterializarse, así que saltaron hacia arriba y se pegaron a cada lado de el embobado, dejando primero el cañón del arma y luego relajándose.
Los antebrazos fueron los siguientes.
Loas perfiles y los hombros. Y linternas.
Afortunadamente, los humanos entraron completamente.
“Psst. Ustedes abajo.” Mientras los policías se giraban al comentario sabiondo de Qhuinn, John saco ambas SIG’s, y con un rápido golpe cruzado de ambas cabezas, los mejores del DPC estaban viendo estrellas y hundiéndose en el piso.
Lo cual fue precisamente cuando Blay se aparecía con la Hummer.
John brinco sobre el oficial de policía y se metió en la SUV con Qhuinn justo detrás, esos New Rock que el cabrón insistía en vestir realmente molían la tierra. John apunto su camino hacia la puerta trasera, la cual voló Blay, tomando la manija y arrojándose a si mismo dentro mientras Qhuinn se deslizaba en el asiento trasero.
Mientras Blay se iba, echando a bajo el motor y largándose de ahí, John estuvo contento de que solo tuvieran que bailar con un par de policías – aunque seguro como la mierda que dos escuadrones estaría de regreso LMPP.
Se dirigían hacia el norte hacia la autopista mientras John escalaba su camino hacia el asiento trasero… y colocaba de nuevo sus manos sobre la garganta de Blay.
Mientras regresaban a lo suyo, Blay grito desde el frente, “¿Qué demonios esta mal con ustedes dos?”
No había tiempo para contestar. John estaba ocupado apretando y Qhuinn estaba tratando de ponerle un ojo morado – y lográndolo.
Sesenta y algo millas por hora. Dentro y alrededor del centro. Con una posible identificación de la Hummer si cualquiera de esos polis había enfocado lo suficiente sus ojos mientras Blay los sacaba del Dodge.
Y una trifulca teniendo lugar.
Mas tarde, John se daría cuenta que claro solo había un lugar al que blay podía ir.
Para el momento en que el tipo se estaciono en el estacionamiento de Sal’s – en la parte de atrás del restaurante, donde no había luces – John y Qhuinn habían derramado sangre. Y la pelea termino solo cuando John fue sacado de la puerta por Trez – lo que sugería que el pelirrojo había telefoneado antes. Qhuinn fue halado de manera similar por iAm.
John escupió para aclarar su boca y miro a todos ellos.
“Creo que diremos que fue empate, chicos,” dijo Trez con una media sonrisa. “¿Qué opinan?”
Mientras John era liberado, la ira lo hacia temblar. Ese asesino podía haber sido la única cosa que necesitaban para encontrar la localización… la historia… lo que fuera. Y por que Qhuinn había insistido en matar al bastardo, no estaba mas cerca de donde habían estado. Además estaba el hecho de que el lesser había muerto tan fácilmente. Solo un piquete en la cavidad cardiaca y estaba libre de irse a casa – o al menos de regreso al Omega.
Qhuinn seco su boca con el dorso de su mano. “¡Por una cogida, John! ¿Crees que no quiero encontrarla? ¿Crees que no me importan una mierda? Dios, he salido todas las noches contigo, buscando, viendo, rezando por una descanso.” Señalo con su dedo. “Así que entiéndelo. Un para de nosotros siendo atrapados por un desgraciado lesser por un puñado de humanos no va a ayudarnos. ¿Quieres explicarle a Wrath como terminaste en eso? Yo no. Y si alguna vez pones un arma en mi cara de nuevo, voy a joderte sin importar cual sea mi trabajo.”
John no confió en si mismo para responder. Una cosa estaba clara, aunque – si no tenia la esperanza de que algo resultara de Benloise en St. Francis, estaría lanzando mierda sin importar quien tratara de detenerlo, Sombra o lo que fuera.
“¿Me oyes?” exigió Qhuinn. “¿Estoy siendo claro?”
John se paseo, manos en la cadera, cabeza abajo. Mientras su temperamento se calmaba, el lado lógico de el sabia que su amigo estaba en lo correcto. También estaba muy al tanto que temporalmente había perdido su maldita cabeza. ¿Realmente había puesto una cuarenta en la jeta de su amigo?”
La repentina claridad lo hizo sentirse enfermo del estomago.
Si no lo paraba aquí, iba a tener más problemas que una hembra desaparecida. Iba a terminar muerto, ya fuera por que cayera en combate o por que Wrath le diera un caso serio de bota-en-el-traseritis.
Miro hacia Qhuinn. Hombre, la dura expresión en esa cara perforada estaba justo en el borde de la forma en la que una amistad no podía recuperarse – la clase de cosa que no tenia que ver con que Qhuinn era un chico rudo, sino mas bien con John siendo la clase de idiota con la que nadie quería salir.
Camino hacia el macho, quien se mantuvo firme a pesar de que fuera a ser tirado hacia el auto. Cuando estiro su mano, hubo una larga pausa.
“No soy el enemigo, John.”
John asintió, enfocándose en la lágrima tatuada bajo el ojo del tipo. Retirando su palma, hizo señas, Eso lo se. Es solo… necesito encontrarla. ¿Y que si el asesino era la manera?
“Tal vez lo era – pero el punto se hizo critico y va a tener que elegirte a ti en lugar de ella algunas veces. Por que si no lo haces, no va haber manera de que sepas que es lo que paso. No puedes buscarla desde el interior de un ataúd.
No pudo encontrar la manera de discutir eso.
“Así que escucha, tu jodido loco, estamos en esto juntos.” Qhuinn dijo suavemente. “Y estoy aquí para asegurarme de que no despiertes muerto. Tomo el compromiso, lo hago. Pero tu debes de trabajar conmigo.”
Voy a matar a Lash, señalo John deprisa. Voy a sujetar su garganta en mis manos y voy a mirar en sus ojos mientras muere. No me importa cuento me cueste… pero sus cenizas estarán dispersas en la tumba de ella. Lo juro por…
¿Qué podía jurar? No por su padre. No por su madre.
… lo juro por mi vida.
Cualquiera hubiera tratado de aplacarlo con un montón de mierda de ten-fe, debes-creerlo. Pero Qhuinn golpeo su hombro. “¿Te he dicho últimamente cuanto te quiero?”
Cada noche que vienes conmigo a tratar de encontrarla.
“Esto no es por el jodido trabajo.”
Esta vez cuando john le extendió la mano, su amigo la uso para empujarlo en un gran abrazo. Luego Qhuinn lo empujo lejos y checo el reloj en su muñeca. “Debemos apresurarnos a St. Francis Avenue.”
“Tienes diez minutos.” Trez puso su brazo alrededor del chico y comenzó a caminar hacia la puerta trasera a la cocina. “Vamos a limpiarlos. Pueden dejar la Hummer en nuestro muelle y cambiare las placas mientras no están.”
Qhuinn miro a Trez. “Eso es jodidamente lindo de tu parte.”
“Seee, soy un príncipe, bien. Y para probarlo, hasta les diré todo lo que se de Benloise.”
Mientras John los seguía adentro, el hecho de que no hubieran obtenido nada del asesino lo centro, lo armo de valor y lo llevo más lejos.
Lash no iba a dejar Caldwell. No podía. Mientras fuera la cabeza de la Lessening Society, iba a estar pie con pie con la hermandad, y los hermanos no estaban huyendo de la ciudad – la Tumba estaba aquí. Y aunque todos los civiles vampiros se habían dispersado, Caldie continuara siendo el punto central de la guerra porque no habría victoria para el enemigo si los Hermanos aun respiraban.
Tarde o temprano, Lash iba a resbalar y John iba a estar ahí.
Pero maldita fuera la agotar al tipo. Realmente podía. Cada noche con ninguna noticia nada que sucediera… era una eternidad en el infierno.







Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://nallaetnallum.blogspot.com/
 
Capitulo 13
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» KOF Capitulo 1 - all out (fandub español latino)
» Heraldos de la luz (avanze del primer capitulo)
» ESTADO REM ALTERADO- CAPITULO II
» x place capitulo 4
» Kimi ga nozumo Ein Capitulo 1 fandub Mexicano

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
N&N :: Traducciones :: J.R. Ward :: Lover Mine-
Cambiar a: